En estos días todos nos deseamos lo mejor para el próximo año. Y es que además de ser una tradición es realmente un buen momento para mirar hacia adelante con optimismo. Luego, ya sabemos, seremos nosotros quienes tendremos que hacer del próximo un año mejor que los anteriores.

Aunque sean más de doce, las uvas que acaba de terminar Ángela en este estupendo bodegón sirven que ni pintadas (nunca mejor dicho) para ilustrar nuestros mejores deseos para todos.

Ángela, óleo

Ángela, óleo

Bienvenido, 2019
¡Compártelo!