Desde chiquitines nos han explicado que los bosques son los pulmones del planeta y su mayor fuente de biodiversidad, que ayudan a regular los ciclos del agua, a frenar la desertización y comerse buena parte de ese CO2 que con tanta despreocupación continuamos soltando al aire, por lo que son nuestra mejor barrera contra el cambio climático.

Pero los adultos conservamos poco de la sabiduría que tuvimos de niños. Los bosques mueren, sobre todo en las zonas tropicales. Y el mayor de ellos, el Amazonas, está hoy más amenazado que nunca por planes de explotación a una escala hasta ahora desconocida. Este precioso gato del dibujo, un ocelote, vive sobre todo allí. Como tantas decenas de miles de especies y de las poblaciones nativas a las que realmente pertenece.

Ocelote, pastel. Javier Olmedo
Ocelote, pastel. Javier Olmedo
Día Internacional de los Bosques
¡Compártelo!
Abrir chat