No quiero ser un artista

No quiero ser un artista

Conocéis el viejo cuento del Traje Nuevo del Emperador, claro. Ese del sastre que ofrece al poderoso monarca una prenda confeccionada con tan fabulosa tela que los necios no son capaces de verla. Y de cómo el miedo al ridículo

0
    0
    Artículos
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
    Abrir chat